Artículos

Testículos No Descendidos (Criptorquidia)

tetsiculo-no-descendido-en-bebes

Los testículos no descendidos o criptorquidia es una condición que ocurre desde el nacimiento, en la cual los testículos no logran descender hasta el escroto y tampoco se logran desplazar manualmente hasta él. Esta enfermedad afecta hasta el 3% de los niños recién nacidos, y se incrementa hasta el 30% en prematuros. Es por eso que es la anomalía genital masculina más común.

 

Aproximadamente el 60% de los niños en los que no descendieron uno o ambos testículos al momento de nacer, lo harán de manera espontánea alrededor de los 6 meses de vida. Es por esto que en los primeros meses únicamente hay que monitorear si ocurre este descenso.

 

Las consecuencias que puede tener un testículo no descendido son muy importantes. Este al encontrarse fuera del escroto comienza a tener una serie de alteraciones celulares que favorecen el desarrollo de cáncer testicular hasta 17 veces más que un testículo que si descendió al escroto. Estos mismos cambios provocan la afección más común en esta enfermedad que es la subfertilidad o cuando ambos testículos están afectados infertilidad.

 

Cuando se realiza el diagnóstico de criptorquidia y el paciente tiene menos de 9 meses la conducta apropiada es continuar vigilando en espera de que ocurra el descenso espontáneo. Posterior a esta fecha es conveniente ir planeando la cirugía correctiva.

 

Anteriormente se consideraba la utilización de terapia hormonal para lograr descender el testículo sin necesidad de cirugía, sin embargo esto solo ocurre en el 10% de los pacientes, por lo que actualmente la recomendación es realizar la corrección quirúrgica después de los 6 meses de vida y antes del año de edad.

 

La información que tenemos actualmente después de revisar la literatura mundial es que si logramos descender los testículos con la cirugía antes del año de edad, se logra disminuir de manera importante el riesgo de cáncer y de sub/infertilidad.

 

El éxito de la cirugía es mayor del 90% sin embargo existen casos en los que los testículos se encuentran muy altos o muy pequeños (atróficos), en los cuales a pesar de la cirugía no es posible lograr el descenso en un intento o inclusive lograr salvar dicho testículo.

Es por eso que en la consulta pediátrica en el primer año de vida es fundamental la exploración completa de tu bebé buscando que los testículos estén bien descendidos.

 

Dr. Emilio Fernández

 

One thought on “Testículos No Descendidos (Criptorquidia)

  1. Claudia Sánchez

    Gracias por compartir tan valiosa información y por favor siganlo haciendo.

    Doctor Zaldo , le recuerdo con cariño y afecto pues no una sino dos veces, ¡fue usted quien atendió muy efectivamente a mi pequeño que hoy en día casi mide 2 metros y es un joven excepcional!

    Que Dios los guarde y que sigan cuidando de nosotros por mucho, mucho tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *