Artículos

Vacaciones y Protección Solar

VacacionesySolar

Dentro de las muchas cosas que debemos considerar para gozar de nuestras vacaciones, es el cuidado de nuestra piel.

Empezaremos por decir que los rayos UVA y UVB son muy dañinos porque destruyen el colágeno y la elastina, los cuales son responsables de la firmeza y elasticidad de la piel.

Tenga presente que los datos clínicos de una quemadura solar pueden tardar en aparecer entre 6 y 24 horas, es más común observar piel roja, sensible, que arde, que duele y que se siente caliente al tocarla. En quemaduras de mayor importancia podemos observar ampollas, como cuando nos quemamos con un líquido caliente. A nivel sistémico pueden producir deshidratación, fiebre, escalofríos, nausea, mal estado general y dolor de cabeza. Aunque todos estos síntomas habitualmente son temporales, el daño que sufre nuestra piel frecuentemente es permanente y puede tener efectos muy serios a largo plazo (cáncer de piel).

Hay que considerar que mientras más blanca sea la tez de la persona, y más pequeño es él bebe más susceptible es su piel, pudiendo ocurrir una quemadura solar en menos de 15 minutos. No existe un bronceado saludable. Existen condiciones médicas que facilitan las quemaduras solares como: lupus eritematoso sistémico, ingesta de doxiciclina (acné); otras condiciones como exponerse al sol entre las 10am y 16 horas, encontrarse en grandes altitudes (montañas) y latitudes bajas (cerca de los trópicos), o donde el sol se refleja con facilidad, agua, arena, nieve.

Es mejor prevenir las quemaduras solares que tratarlas, por lo que debemos usar los foto protectores o protectores solares, los cuales son sustancias químicas u orgánicas que aplicadas sobre la piel disminuyen la acción perjudicial de los rayos solares.

Los filtros se diferencian unos de otros por el factor de protección solar (FPS), que es la capacidad protectora frente a los rayos del sol y nos indica el tiempo que la piel pueda estar expuesta al sol sin que parezca enrojecimiento o se produzca una quemadura. Así por ejemplo, un producto de FPS 15 indica que la piel puede mantenerse protegida mientras se expone a los rayos UVB 15 veces más tiempo que la misma piel sin FPS.

Existen también diferentes presentaciones, se recomienda crema para quienes tienen una piel seca, liquida para una piel mixta, y gel o spray para una piel grasa. Se recomienda que el bloqueador se aplique al menos 30 minutos antes de salir al sol (permitiendo que se absorba mejor en la piel), reaplicar cada 2-3 horas, cada que sales de la alberca, o si sudas mucho.

Recomendaciones para evitar quemaduras solares:

  • Evitar exponerse al sol por periodos largos
  • Evitar exponerse al sol entre 10 am y 4 pm
  • Usar correctamente el bloqueador
  • Aumentar de forma gradual el tiempo que se expone al sol, es decir los primeros días poco tiempo y conforme van pasando los días más tiempo, ya que el cuerpo comienza a producir melanina y protege la piel de forma natural
  • Utilizar ropa fresca, holgada y de colores claros
  • Usar gorras, sombreros y/o sombrillas
  • Realizar actividades físicas cuando el calor sea menos intenso
  • Mantenerse bien hidratado
  • Uso de cremas hidratantes y cremas “Aftersun” después de asolearse
  • Consumir alimentos foto protectores

En caso de haber sufrido una quemadura solar:

  • Movernos a una zona con sombra
  • Mantener a la persona bien hidratada agua y/o soluciones hidratantes
  • Tomar una ducha fría o colocar paños de tela fríos y húmedos sobre la piel de 15 a 60 min para enfriar la piel.
  • No se recomiendan productos con benzocaína o lidocaína, ya que pueden producir alergias y empeorar la quemadura
  • Si la piel no presenta ampollas usar abundante crema humectante. NO use vaselina, mantequilla o aceites porque pueden bloquear los poros, evitando la salida de calor y sudor fomentando infección de la parte afectada
  • Puede utilizar crema con esteroide si su médico lo considera apropiado
  • Puede usar ibuprofeno para disminuir las molestias provocadas por la quemadura
  • Usar ropa holgada que permita la circulación y ventilación de su piel (preferencia de algodón)
  • No volver a exponerse al sol hasta que la piel se recupere

Cuando llamar al médico

  • Cuando existen signos de shock: pulso y respiración rápida, somnolencia o inconciencia, baja de presión, poca orina, piel pálida pegajosa o fría
  • Deshidratación: ojos hundidos, boca seca o saliva filante, sed extrema, debilidad, poca orina.
  • Presentar nausea, vomito o dolor de cabeza intenso
  • Sincope (Desmayo)
  • Ampollas dolorosas o intensas
  • Mal estado general con o sin fiebre

Por ultimo incluir en su dieta, los siguientes grupos de alimentos

  • Omega 3, ácidos grasos que encuentras en mariscos y pescados, su poder anti-inflamatorios te ayudan a prevenir el cáncer de piel.
  • Frutos rojos y verduras naranjas, alimentos que contienen licopeno y carotenoides, moras, zarzamoras, granadas, jitomate, manzana, papaya, pomelo, melón, melocotón.
  • Chocolate negro contiene flavonoides, mejora la capacidad de la piel para protegerse del sol, mantenerse hidratada, incrementa la circulación y oxigenación de la piel.
  • Verduras como el brócoli, col coliflor, maíz y alcachofa, antioxidantes en abundancia.
  • Hierbas y hojas verdes, espinaca, las acelgas, perejil, albahaca, salvia y romero, gran cantidad de antioxidantes que protegen la piel de los radicales libres.
  • Té verde y Negro, por ser ricos en polifenoles y ayudan a prevenir el desarrollo de cáncer.
  • Vitamina E y A, protegen la piel y esenciales de la producción de colágeno en el cuerpo, se encuentran en la naranja, melón, papaya, fresa, pimientos, huevo.

Dr. Ricardo Zaldo Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *