Artículos

¿COMO DEFINIMOS LAS CRISIS FEBRILES?

¿Como definimos las Crisis Febriles?

Las crisis febriles se han definido como una convulsión que se encuentra relacionada con fiebre y que no exista infección cerebral (meningitis, encefalitis u otra) o de una deshidratación, y que no se haya presentado previamente una convulsión sin fiebre, en mayores de un mes de vida.

 

¿Qué tan frecuente son las crisis febriles?
Las crisis por fiebre son el trastorno convulsivo más frecuente en la edad pediátrica; se estima que se presentan en un 5% de todos los niños y hay una incidencia anual de 460 de cada 100,000 niños, siendo más frecuente en los hombres que en las mujeres (1.5:1).

 

¿Cómo se presenta?
No se sabe con exactitud, pero se cree que existen varios factores asociados a ella; como el incremento en sustancias tóxicas de los microbios hacen que el cuerpo reaccione a ellas; la presencia de bacterias o virus en el cerebro; la inmadurez del cerebro; la inmadurez de los mecanismos que controlan la temperatura o el incremento de consumo de oxígeno durante la fiebre.

 

¿Qué pasa con mi niño si su Papá tuvo crisis febril?
Las crisis por fiebre son un trastorno familiar y hay una mayor frecuencia de ella si algún familiar directo la presento de chico. Se han identificado diferentes loci vinculados a las crisis febriles

 

¿A qué edad se presentan las crisis febriles?
La edad de presentación va de los 6 meses a los 6 años de edad con una mayor incidencia de los 18 a los 22 meses.

 

¿Hay alguna temperatura que va a generar la crisis febril?
La temperatura rectal mínima necesaria para presentar la crisis febril es de 38.5 grados centígrados y el incremento súbito de la fiebre es el factor que va a desencadenar la crisis febril.

 

¿Al cuanto tiempo que se presenta la fiebre puede presentarse la crisis febril?
El 20% de las crisis febriles se presentan en la primera hora de inicio de la fiebre.
El 60% de las crisis febriles se presentan entre la primera hora y las 24 horas de la fiebre y el 20% restante se presenta después de las primeras 24 horas de iniciada la fiebre.

 

¿Cómo se presentan las convulsiones?
No existe una forma única de presentación pero la mas frecuente son las
Crisis convulsivas tónico-clónico generalizadas (80%)
Crisis tónicas (13%)
El resto de las crisis se presentan de diversas formas.

 

¿Cómo dividimos a las crisis febriles?
Las crisis febriles se han dividido en:
1. Crisis febriles simple, benigna o típica: Se presentan en el 70% de los casos, son crisis que duran menos de 3 minutos, son crisis convulsivas tónico clónico generalizadas y se presentan solamente en una ocasión en un periodo de 24 horas.
2. Crisis febril atípica, complicada o compleja: Se presentan en el 30% de los casos, dura ams de 15 minutos, es focal con o sin generalización y presenta el fenómeno de Todd (es una debilidad en alguna extremidad del cuerpo que puede durar 4 días), se presenta en mas de 2 ocasiones en 24 horas y son difíciles de detectar ya que puede presentar signos sutiles como la desviación de los ojos o los movimientos asimétricos.

 

¿Cuánto tiempo duran las crisis febriles?
El 90% de los pacientes presentan crisis que duran menos de 3 minutos, solamente el 10% superan ese tiempo.

 

¿Qué pasa si duran más de 3 minutos?
Cuando la duración de una crisis febril es mayor a 3 minutos y se prolonga durante 15 minutos o mas, se considera que presenta un estado epiléptico y es una emergencia médica.

 

¿Y si le hago un Electroencefalograma a mi hijo que presenta crisis febril?
Alrededor del 33% de los pacientes que convulsionan van a mostrar enlentecimiento de la actividad cerebral durante los primeros 7 días.
Otro 33% pueden mostrar alteraciones paroxísticas que no necesariamente se relacionan con epilepsia posterior.

 

¿Existen tipos de crisis febriles?
Las crisis febriles se pueden presentar de dos formas de acuerdo a las manifestaciones clínicas, su evo0lución y tratamiento:

1. Crisis febril simple, típica o benigna
Se presenta en el 70% de los pacientes y ser observan crisis que duran menos de 15 minutos, generalizada y que se presenta en una sola ocasión en un lapso de 24 horas en un niño con fiebre y que no presenta una infección cerebral ni un trastorno metabólico asociado.
2. Crisis febril compleja, atípica o complicada
Se presenta en el 30% de los pacientes y es una crisis que dura más de 15 minutos, se presenta de forma focal, se puede generalizar y se observa una paresia después de la crisis llamada fenómeno de Todd (0.4%); puede ser recurrente en 2 o más episodios en un lapso de 24 horas y no se presenta en un niño con un daño cerebral previo o con historia de epilepsia previa. El cuadro no es fácil de detectar ya que se observan movimientos como desviación de la mirada o rigidez focal

 

Si una crisis dura más de 30 minutos se presenta el estado epiléptico el cual conlleva a daño neurológico el cual puede ser irreversible y presentar epilepsia.

 

¿Con que podemos confundir a las crisis por fiebre?
Se puede confundir con:
1. Síncopes febriles, los cuales se presentan en los procesos infecciosos y observamos cianosis o palidez, disminución en la frecuencia cardiaca, alteración en la conciencia
2. Infecciones del sistema nervioso central: en especial en menores de 18 meses en los que la causa de la fiebre no está suficientemente clara como una encefalitis, meningitis…)
3. Delirio febril, escalofríos o estremecimientos febriles, en los cuales no hay pérdida del estado de alerta.
4. Epilepsia mioclónica severa infantil o síndrome de Dravet; es un cuadro que se inicia con crisis febriles frecuentes, prolongadas y focalizadas en las cuales es muy difícil de diferenciar cuando se inicia.
5. Encefalopatías agudas sin un origen específico
6. Intoxicación por medicamentos.

 

¿Hay algo que nos debe preocupar ante una crisis febril?
Existen 2 situaciones en las cuales nos debemos de preocupar ante una crisis febril:
1. Riesgo que la crisis febril se haga crónica, haya recidiva o recurrente: Esta en relación con la edad, si la crisis inicia antes de los 12 meses de vida, hay un riesgo de recurrencia de un 50%; si se presenta después de los 12 meses, hay un riesgo de recurrencia de un 30% y de aquellos que han tenido más de una crisis febril, el riesgo es de un 50% de volver a tener otra. Más de la mitad de las recidivas se presentan de los 6 a los 12 meses posteriores a la primera crisis febril y esos números se elevan cuando se presenta una crisis febril atípica.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo ante una crisis febril?
1. Edad menor a 12 meses en el momento de la primera crisis febril
2. Presencia de crisis febril atípica
3. Temperatura menor a 38º en el momento de la crisis
4. Recidiva en el mismo brote febril
5. Antecedentes familiares de crisis febril
6. Los niños con crisis febril simple tienen del 2 al 7% de riesgo de desarrollar epilepsia en comparación con la población general que es del 5%
7. Múltiples crisis febriles
8. Antecedente de epilepsia en la familia
9. Crisis complejas o atípicas
10. Duración superior a los 15 minutos
11. Existencia de anomalías neurológicas previas

 

Los trastornos de aprendizaje y neuropsicológicos no se producen en las crisis febriles simples y son excepcionales en las crisis febriles complejas.
El riesgo de mortalidad por las crisis febriles es nulo.

 

¿Cómo se hace el diagnóstico?
Lo más importante es diferenciar entre una crisis febril y una convulsión con fiebre (por ejemplo, una meningitis, encefalitis, parálisis cerebral con una infección asociada, enfermedad metabólica o neurodegenerativa).
En general la realización en forma rutinaria de estudios específicos de sangre ni registro de electroencefalograma, o un estudio de neuroimagen queda a consideración del médico. La realización de una punción lumbar debe de considerarse siempre teniendo presente la edad del niño; después de los 18 meses no se justifica realizarla en forma rutinaria, mientras que antes de los 12 meses hay que considerarla seriamente ya que los signos meníngeos pueden estar ausentes.

 

¿Se debe hospitalizar?
Existen algunos motivos que justifican el ingreso al hospital
1. Mal estado general
2. Menor de 12 meses de edad con sospecha de infección del sistema nervioso central
3. Crisis convulsiva prolongada (mayor a 30 minutos) que no cede al tratamiento
4. Varias decidivas de la crisis febril
5. Anomalía neorológica después de la crisis (fenómeno de Todd)
6. En caso de duda hospitalizar por 12 horas

 
¿Cómo se trata?
En el momento de la crisis se puede utilizar diazepam rectal o intravenoso
El tratamiento profiláctico no ha demostrado que evita el desarrollo de epilepsia y se recomienda solamente en casos muy seleccionados:
1. Niños menores de 12 meses
2. Crisis febriles complejas de repetición
3. Existencia de antecedentes familiares de epilepsia
4. Existencia de trastorno neurológico previo
5. Ansiedad y preocupación de los padres

 

Entre los medicamentos preventivos se utiliza en ácido valproico o fenobarbital con una duración no menor a 1 año.
Los medicamentos antitérmicos no sirven para prevenir la crisis febril.

 

¿Y qué debemos comentarles a los padres?
Es importante que los padres reciban un asesoramiento adecuado y comentarle que aunque las crisis febriles producen pánico, no son una epilepsia sino un proceso benigno que afecta de 3 a 4% de los niños menores a 5 años; que es un cuadro en su mayoría único y que no deja daño neurológico.
Debemos de enseñar a los padres a prevenir los cuadros de crisis febril y buscar asistencia médica ante un cuadro que no cede.

 

Dr. Abraham Dayán Nahmad
Neurólogo Pediatra

http://www.cerebrito.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *